gallery/bg-ondas
gallery/ahora

Bomberos reacciona con "profunda molestia" a rebaja del 7,86% de su presupuesto por el Covid-19.

 

De manera “inesperada y con profunda molestia” recibió Bomberos la Toma de Razón del decreto N° 707 del Ministerio de Hacienda que materializa la rebaja presupuestaria de la institución en el marco de la redirección de recursos por la emergencia del Covid-19. Medida que, acusan, supera con creces el monto del reajuste considerado para 2020.

A través de un comunicado, indicaron que si bien comprender la difícil situación que atraviesa el país y la necesidad del Gobierno de redireccionar los recursos fiscales al área de la salud, califican de inaceptable que sean parte de los fondos destinados para apoyar a Bomberos.

 

Es más, precisan que recortan “de manera unilateral e inconsulta, como si se tratara de uno más de los servicios del sector público, en circunstancias de que nuestra institución es de carácter privado y solo tiene la condición de servicio de utilidad pública por la labor que voluntaria y gratuitamente viene desarrollando desde 1851″.

La rebaja de la Dirección de Presupuesto es de $3.755.793.000, lo que representa un recorte de $1.500.000.000 en recursos para la capacitación de los voluntarios, $1.450.000.000 comprometidos en el pago de carros bomba y material menor para los Cuerpos de Bomberos y $805.793 para Ayudas Extraordinarias.

 

En total, la disminución es de un 7,86% de los aportes del Estado, porcentaje superior al recorte a la Cámaras de Diputados y Senadores, precisa.

“En resumen, hoy nos rebajan más de lo que significó el reajuste 2019 y 2020, lo que resulta inaceptable para realizar la función de la que es la institución más valorada de nuestro país”.

Ante la determinación, se citó de manera extraordinaria y urgente al Directorio Nacional, a las 17:00 horas, para dar a conocer la situación y fijar una oposición oficial.

Previamente, el Gobierno, a través de la Dirección de Presupuestos (Dipres), transparentó qué gastos dejará de hacer y las compras que suprimirá ante el impacto que ha tenido el coronavirus en las finanzas públicas.

Considerando los gastos adicionales a los que se tendrá que incurrir, el Ministerio de Hacienda -junto a la Dipres- detalló un nuevo ajuste fiscal, adicional al realizado a mediados de marzo (por US$458 millones), y que en esta oportunidad permitirían disminuir hasta US$2.055 millones.